Acerca de Buen Consejo

AESES

La asociación civil AESES (Asociación de Emprendimientos Sociales, Educativos y de la Salud) se encarga de la gestión del colegio Buen Consejo de Barracas y tiene como objetivo la inclusión en el sistema educativo de niñas y niños de escasos recursos, integrando a las familias y a las diversas comunidades locales: religiosas, civiles y sociales.

AESES es una entidad sin fines de lucro que cuenta con personería jurídica, con las autorizaciones necesarias para desarrollar actividades educativas y las exenciones impositivas que la habilitan para recibir donaciones libres de impuestos.

Domicilio legal: Santa María del Buen Aire 953, Capital Federal.

Fecha de Autorización de IGJ: 4 de abril de 2006. Resolución nº 335/2006

CUIT 30-70956376-5

Actividad principal: Servicio de Asociaciones

Misión

El colegio Buen Consejo realiza un proyecto educativo integrador desde la educación, contención y alimentación a niños y niñas de escasos recursos. El colegio promueve la inclusión social por medio de la educación a familias de la villa 21-24, y de barrios de la zona sur de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires, de manera que puedan acceder a estudios superiores o a empleos calificados en igualdad de condiciones con jóvenes de otros lugares de la ciudad de Buenos Aires.

Visión

El colegio Buen Consejo busca tender puentes entre distintas instituciones de la sociedad: Estado, empresas, ONGs, colegios, universidades, barrios y familias. La manera de concretar este trabajo inter-organizacional es a través de tres imprescindibles integraciones.

a. Formación integral de los alumnos

b. Integración entre las villas y los barrios aledaños

c. Integración entre el sector público y privado

Además, AESES pretende replicar este proyecto de inclusión por medio de la educación en diversos lugares de la ciudad y del país, así como también asesorar a colegios de características similares.

Ideas fundamentales del colegio Buen Consejo

a. Educación integral

A partir de una sólida educación académica comprendida por el jardín de infantes, primaria y secundaria, procuramos la enseñanza de las virtudes morales, cívicas e intelectuales para el pleno desenvolvimiento personal y social, complementadas por la enseñanza de la Fe católica a cargo de sacerdotes de la Prelatura del Opus Dei.

b. Inclusión social

Procuramos que a partir de nuestros alumnos y alumnas se pueda integrar a todo el núcleo familiar ofreciendo charlas de orientación familiar y atención personal a las familias.

c. Multiculturalismo

La mayor cantidad de nuestro alumnado son hijos de inmigrantes de países limítrofes, del norte argentino, del sur de Capital Federal y del sur de la provincia de Buenos Aires. Buscamos el respeto y el fomento de las diferentes costumbres y tradiciones.

d. Contención psico-afectiva

El colegio se preocupa por cuestiones relevantes de cada persona y dispone de los siguientes servicios: orientación familiar, gabinete psicológico y psicopedagógico, tutorías personales, atención sacerdotal y charlas de espiritualidad católica.

e. Educación diferenciada

A través de este sistema pedagógico buscamos potenciar las cualidades específicas de ambos sexos, acompañar los diversos tiempos de maduración y, particularmente, brindar a nuestras alumnas una atención especial para enfrentar los problemas de discriminación de la mujer, particularmente, la violencia.

f. Desarrollo local inter-organizacional

El colegio actúa en comunidad con los sacerdotes de la Villa 21-24, con el Centro Metropolitano de Diseño, parroquia La Natividad, y diversas ONGs locales. También procuramos que nuestros estudiantes realicen pasantías en empresas locales y mantenemos convenios con diversas universidades.

g. Estructura económica sostenible

El proyecto educativo se sostiene a través de la complementación entre el ámbito estatal y el privado. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires solventa los sueldos de los docentes. Las familias de los alumnos pagan una parte de la cuota y el resto se sostiene con el aporte de empresas y padrinos.

h. Impacto social

Luego de varias generaciones formadas en nuestra institución constatamos el impacto social generado tanto en la villa como en el barrio. Las últimas camadas egresadas del colegio han ido a la universidad o ejercen oficios con prestigio profesional.

Formas de colaborar

Las principales modalidades para colaborar con nuestro proyecto son:

a. Becas. Consiste en aportes mensuales para completar la cuota de los alumnos.

b. Donaciones materiales. Cualquier tipo de donación material que resulten útiles para continuar la construcción de la sede de Río Cuarto, para el equipamiento adecuado de las aulas o para material pedagógico.

c. Donaciones económicas. Los principales objetivos de estos aportes tienen como objetivo continuar la construcción de la sede de Río Cuarto y el mantenimiento de la sede de Santa María del Buen Aire.

d. Voluntariado. Tanto de manera personal como corporativamente el voluntariado es un aporte humano y material muy importante para el desarrollo del colegio.